jueves, 16 de abril de 2009

La Cueva de los Lamentos


Historia

Recientemente, un druida elfo de la noche llamado Naralex descubrió una red de cavernas subterráneas en el corazón de Los Baldíos. Llamadas las "Cuevas de los Lamentos", estas cuevas naturales estaban repletas de fisuras de vapor que producían largos y doloridos lamentos cuando se descargaban. Naralex pensó que podría utilizar los manantiales subterráneos de las cavernas para devolver la fertilidad y el verdor a Los Baldíos, pero para hacerlo necesitaba absorber las energías del legendario Sueño Esmeralda. Pero cuando se conectó al Sueño, su visión se convirtió, de alguna forma, en una pesadilla. Pronto las Cuevas de los Lamentos comenzaron a cambiar: las aguas se ensuciaron y las criaturas del interior, antaño dóciles, se convirtieron en depredadores letales y peligrosos. Se dice que el propio Naralex sigue residiendo en algún lugar en el corazón del laberinto, atrapado más allá de los límites del Sueño Esmeralda. Incluso sus antiguos acólitos se han corrompido por la pesadilla de vigilia de su maestro: se han convertido en los retorcidos Druidas del comillo.

Misiones de la Instancia

Hamuul RunatótemNara BravacrínPellejo de los descarriados
¡A por la botella!
Reptilia

Las bebidas astutas
Erradicación de descarriados
Líderes del ColmilloEl fragmento resplandeciente

Jefes de la Instancia

Loco Magglish
Dragón faérico descarriado
Kresh
Lady Anacondra, Noble del Colmillo
Lord Cobrahn, Noble del Colmillo
Lord Pythas, Noble del Colmillo
Lord Serpentis, Noble del Colmillo
Mutanus el Devorador
Skum
Verdan el Eterno

Botín de Objetos Azules

Fuentes de la Información

Por favor, siempre recuerda e informa de donde has obtenido esta guía.

1 comentario:

  1. Gracias por la guía! Ayer mismo fuimos a esta mazmorra mis compañeros de hermandad y yo.
    No sabes lo que nos costó averiguar que Mutanus aparece cuando has acabado con los otros boss y hablas con el ayudante de Naralex en la entrada.

    Bastante entretenida la verdad y tiene un set de cuero bastante bueno.

    ResponderEliminar